Home / Vivir / Sonríe siempre… mil y una razones para hacerlo. Sonrie frases

Sonríe siempre… mil y una razones para hacerlo. Sonrie frases

Sonríe siempre. Tu puedes levantarte por la mañana con el ceño fruncido o con una sonrisa. ¿Te parece que no es una decisión tuya? ¿Qué el estado de ánimo con el que afrontas el día está marcado por circunstancias externas a ti? No. Soy rotunda porque es imprescindible que aprecies el poder de una actitud positiva para transformar tu realidad.

Cuando no encuentro un motivo concreto para hacerlo, esta frase anónima me sirve de motivación: “Piensa que la vida es un espejo, sonríela y te sonreirá”. Lo cierto es que a poco que escarbes un poquito en tu vida vas a encontrar muchas más razones para sentirte feliz de las que imaginas. No las pierdas de vista, te motivarán en los momentos de flaqueza. Sonríe siempre, esto te animará a afrontar el día de una manera positiva.

Que tu primer pensamiento sea para completar esta idea, “no puedo dejar de sonreír cuando…” El final no tiene que ser siempre igual. El día que tengo el romanticismo subido, pienso “…cuando me miras”. Tras superar un reto laboral, la idea que se me viene a la cabeza es “… cuando compruebo lo que valgo”. Son sólo dos ejemplos, estoy convencida que tú ya tienes unos cuantos en mente.

Sonrie siempre

Aprende a sonreír y no dejes de practicar

La sonrisa es la mejor de las terapias. No lo digo yo. Cada día se publican más estudios que demuestran los beneficios que este simple gesto tiene sobre nuestra salud mental y ¡física! Ventila los pulmones, oxigena el cerebro, regula el ritmo cardiaco, relaja la tensión muscular, refuerza el sistema inmunológico, retarda la aparición de arrugas y hasta ayuda a quemar calorías. Por supuesto, este ademán tan sencillo hace que cambie nuestro estado de ánimo. Con cada sonrisa nuestro organismo segrega endorfinas, la llamada hormona de la felicidad. Y el cerebro envía al cuerpo un mensaje de bienestar.

¿Una sonrisa fingida puede tener las mismas consecuencias positivas? Sí, así de contundente es la respuesta que nos dan los expertos. Una gran ayuda para las personas con ansiedad o estados agudos de tristeza. Y, al alcance de todo el mundo. Está claro que en los momentos dulces de nuestra vida es fácil sonreír. Te proponemos que también lo hagas frente a las adversidades. Porque sonreír a propósito modifica nuestra química cerebral.

Vista desde una perspectiva científica, la sonrisa sólo es un ejercicio muscular. Incluso tiene una denominación, “sonrisa de Duchenne” término que alude a la sonrisa perfecta, la que moviliza correctamente todos los músculos de la cara. ¿Cómo puedes comprobar que estás haciéndolo bien? Sujeta horizontalmente un lápiz entre los dientes mientras sonríes, notarás como se elevan tus pómulos. Ahora que sabes la técnica, se trata de hacerlo todos los días.

Sonríe siempre. Tantos motivos como personas

Dejando de lado la posibilidad de fingirla, a nosotras lo que nos interesa es la sonrisa de verdad, esa que sale espontánea. Sonríe siempre, escritores, grandes pensadores o dichos populares, todos han sucumbido al poder y la magia que encierra una sencilla sonrisa.

Este pensamiento de Gabriel García Márquez es uno de mis preferidos:

“Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.”

Sin embargo, seguro que muchas seguís sintiendo que sois incapaces de sonreír sin una verdadera motivación.  Pues, ya os aseguro que no vais a poder resistiros a algunas de las que os recordamos a continuación.

  • Una tan básica que casi no habría que citarla es que estamos vivas. Y eso implica que podemos hacer todo lo que nos propongamos. Cada mañana se abre una ventana hacia un horizonte infinito… Y tienes más capacidad de elección de la que piensas, con cada decisión que tomas por pequeña que te parezca estás incidiendo en tu futuro. Reflexiona sobre esta idea: “Si no sabes sonreír, es que no sabes vivir”, del escritor belga Phil Bosmans. Por eso frases positivas como: “no puedo dejar de sonreír cuando pienso que estoy viva”.
  • Como no, el siguiente pensamiento tiene que ver con nuestros seres queridos. Todas tenemos personas que nos acompañan durante un trayecto más o menos largo de nuestra experiencia vital. Es cierto que hay momentos de mayor soledad y de pérdida, pero en esos viene bien recordar lo vivido. Que te inspire este pensamiento: “No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”, de nuevo del imprescindible García Márquez. Así que, “no puedo dejar de sonreír gracias a todos y cada uno de vosotros”.
  • Nos ha tocado una época apasionante para vivir. Pese a todos los problemas de las sociedades avanzadas, nos proporcionan una calidad de vida incomparablemente mejor que en cualquier otra etapa. Como nos recuerda este proverbio escocés “La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz”, lo que me lleva a decir “no puedo dejar de sonreír con cada descubrimiento, con cada cosa que aprendo”.

Sonrie frases

Sonreír es contagioso, ¡expande esta epidemia!. Sonríe siempre

De nuevo echo mano de la ciencia para confirmar algo que intuía, la sonrisa tiene un efecto dominó, cuando alguien sonríe su efecto positivo se propaga alrededor con rapidez. Si no te lo crees haz esta prueba. Reúne a un grupo de amigos y pide que todo el mundo empiece a fingir que sonríe. ¿Cuánto tiempo has conseguido mantener tu semblante serio? Sonreír pone al descubierto lo mejor de ti misma y te acerca a los demás.

Incluso si estamos con ese día un poco egoísta, en el que sólo pensamos en nosotras y en lo que necesitamos. La sonrisa es el arma más eficaz de la que disponemos para lograr nuestros objetivos. William Shakespeare lo dejó escrito para la posteridad, “Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada”. Y no seremos nosotras quienes quitemos la razón a este indiscutible clásico.

Así que, ¡conviértete en el agente “intoxicador” de esta plaga!, sonríe siempre y cuantos más seamos, mejor será el mundo que nos rodea. La poetisa y periodista estadounidense Ella W.Wilcox ya nos dio la clave: “Ríe y el mundo reirá contigo; llora y llorarás sólo”. O, como sentenció el genio de la risa Charles Chaplin, “Nunca te olvides de sonreír porque el día que no sonrías será un día perdido.”

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Recuerda:

Recibe tus regalos para Noche Buena, con el servicio de mensajería Urgente para pedidos hasta el martes 19/12


Regala con Corazón.
Si es personalizado mejor


Más info sobre envíos aquí...



 
close-link