Publicado el Deja un comentario

El fenómeno de ‘Roma’, la última película de Alfonso Cuarón

Pel´cula Roma descubre la vida

Hoy para el blog de Hechizo de Plata, quiero traeros un artículo sobre la Roma, película de Alfonso Cuarón. Más allá del éxito cinematográfico, es relevante su visión sobre un universo femenino que le es muy conocido  y a la vez privado. Veamos pués cuales son los puntos claves de esta tremenda obra.

La última película de Alfonso Cuarón ha revolucionado el panorama cinematográfico. ¿Qué tiene Roma, la última película del director, para ser tan admirada?. Su fotografía, su tempo lento y original y su increíble dirección han cautivado a espectadores de todo el mundo.Una película que rompe esquemas ya que ha sido rodada íntegramente en blanco y negro y financiada y distribuida por Netflix. Algo impensable para muchos directores y espectadores que sin embargo ha funcionado en pleno siglo XXI.

No solo es admirada por los espectadores, sino que la última película de Alfonso Cuarón Roma se alzó el pasado 22 de enero en los últimos Óscar con 3 galardones: Mejor director, mejor película en habla no inglesa y mejor fotografía. Además, ya había sido anteriormente premiada como la gran ganadora en los Critics’ Choice Award al conseguir 4 estatuillas y convertirse en la primera cinta de habla no inglesa en recibir este galardón. Incluso en los prestigiosos Globos de Oro donde se llevó los galardones a Mejor Director y Mejor Película en Lengua Extranjera. También ganó el León de Oro de la Mostra de Venecia. Todo un repertorio de galardones para una película que rompe moldes.

Una película autobiográfica

Roma rompe con los esquemas de la industria cinematográfica actual no solo por su estilo clásico sino porque cuenta la historia de la familia del propio director. Una película que busca la belleza en lo cotidiano, en la rutina, en el día a día de una familia aparentemente normal. En esta cinta el director homenajea a las mujeres de su vida: su madre, la matriarca de una familia de clase alta en el México de los 70, y su criada, una mujer sencilla y buena cuya actitud serena marcó su infancia y toda su vida.

– Nomás te dejo de ver y te me pones viejita.
– Viejitos los cerros y todavía reverdecen.

La película además refleja momentos claves de la vida en México como el trágico episodio conocido como “La Masacre de Corpus Christi”. Una escena sobrecogedora que Cuarón muestra siguiendo el estilo tranquilo de la cinta. Incluso la violencia es tratada con serenidad. Alfonso Cuarón dibuja en cada una de sus escenas la vida en la ciudad de una familia de clase alta y también como contrapunto la rutina de las mujeres que trabajan sirviendo en silencio en estas viviendas.

Estamos solas. No importa lo que te digan, siempre estamos solas.

Otro de los aciertos de la película es que está rodada en español e incluye diálogos en mixteco. La protagonista Cleo que interpreta a una de las sirvientas de la casa es de origen mixteco y habla en algunos momentos la lengua de este pueblo indígena de México, país que representa la cuarta minoría amerindia después de los nahuas, los mayas y los zapotecos. Alfonso Cuarón da voz a una minoría olvidada en muchas ocasiones en su país.

 

Alfonso Cuarón, un director exigente

Alfonso Cuarón comenzó su carrera como director en 1991 pero no sería hasta la década del 2000 cuando despuntó con Y tu mamá también cuando Alfonso Cuarón y Gravity que le daría su primer Oscar en 2014. El director creció cerca de los Estudios Churubusco en la capital mexicana y estudió la preparatoria en el Centro Universitario México. Empezó a filmar a los 12 años cuando le regalaron su primera cámara. Comenzó sus estudios en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM y en el CUEC realizó un polémico cortometraje llamado Vengeance is mine.

Después de dejar la escuela del CUEC, trabajó como conserje en el Museo Nacional de Arte y luego como asistente de dirección en Nocaut de José Luis García Agraz, entre otras películas. En esa época conoció a Guillermo del Toro y se hicieron amigos. Junto con su hermano Carlos escribió el guion para su primer largometraje Solo con tu pareja. La película resultó todo un éxito y llamó la atención de productores de Hollywood que lo invitaron a trabajar en Estados Unidos.

El triunfo de lo cotidiano

Para muchos críticos y espectadores Roma es una obra maestra. Su fotografía tiene el encanto de las películas del neorealismo italiano de los años 50 y prescinde en todo momento de algún montaje. Lo importante para el director es reflejar esa percepción lenta del tiempo, de lo cotidiano y del poder de la rutina.

Una rutina que esconde las tragedias de los protagonistas y que la cámara de Cuarón logra sacar a flote de una manera natural. Las casas, los patios, las calles o las habitaciones encierran momentos únicos que no pueden salir a la luz en la vida de las protagonistas. Dos personajes totalmente diferentes pero que dependen la una de la otra y cuyos destinos están unidos por un hilo invisible infinito.

La cámara de Cuarón entra despacio en esta intimidad de las dos mujeres y la refleja en sus encuadres, diálogos y planos fijos. Incluso resalta aquellos acontecimientos que trastocan su vida y de los mexicanos de su época. Pero incluso los momentos violentos los relata con sutileza y poesía.

Los actores de Roma

Uno de los grandes aciertos de la película de Cuarón es la elección de las dos actrices protagonistas. La desconocida Yalitza Aparicio interpreta a Cleodegaria Cleo Gutiérrez, una de las empleadas de la familia. Una mujer sencilla, silenciosa y que carga con todos sus problemas y los demás. La conocida y elegante actriz Marina de Tavira como la señora Sofía, madre de la familia y una mujer que finge ante el mundo no tener problemas ni dificultades. Las dos mujeres se apoyarán la una en la otra en los momentos difíciles.

La dirección de actores de Roma es uno de sus puntos fuertes ya que las dos protagonistas llevan el peso de toda la acción de la película, pero no sobresalen frente al resto. Cuarón cuida el equilibrio entre los actores al máximo durante toda la película de forma meticulosa. Incluso los niños tienen un papel fundamental en la acción de la cinta que hay que destacar.

En suma, Roma es una película que destila belleza y elegancia en cada uno de sus fotogramas y que es como un bálsamo dentro de la filmografía actual. Una nueva forma de hacer cine en la que Alfonso Cuarón se ha convertido en todo un maestro.

 

– ¿Sabías que cuando yo era más grande fui marinero?
– Ajá.
– Sí, pero un día me ahogué en una tormenta. ¡Y las olas eran muy grandes!
– ¡Sofi! ¡Paco! ¡En la orilla!
– Y era de noche. Había muchos rayos. Y yo no sabía nadar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *